Transición de cabello alisado a afro

20130905-103718.jpg

¿ qué es la transición del cabello?
Se trata de un proceso donde muchas mujeres después de haberse realizado un procesado de alisado químico en su cabello, deciden que quieren que su pelo vuelva a su estado natural (afro). Este hecho que a simple vista aparenta muy sencillo, no lo es tanto, ya que se trata de un proceso largo y que requiere mucha paciencia y unos hábitos muy específicos para que nuestro pelo no sufra. El pelo a partir de este momento va a tener tan sólo dos opciones para volver a su estado de original. Una es realizando “el gran corte”*, lo que significa cortar la mayoría de nuestro cabello haciendo así que este nazca de cero, fuerte y sin ningún impedimento, o bien realizar un proceso de transición.
*(se realizara dicho corte aproximadamente a los 3 meses de haberse aplicado el alisado y que la raíz muestre un rizo de crecimiento inicial de unos 2-3 cm)
Para las que la primera opción, no suponga de ninguna manera un planteamiento, aquí os dejo unos tips básicos a la hora de embarcarse en este cambio capilar.

7 pasos básicos para la transición de cabello alisado (químico) a afro (natural):

1 .Escoge un peinado: Encuentra un estilo que te sea cómodo para la etapa de transición, ya que el cabello a de afrontar dos tipos de texturas en en un mismo pelo. El objetivo es conseguir un tipo de peinado que permita convivir a los dos tipos de texturas en “armonía”, sin que ninguna de ellas sufra. Para ello prueba peinados del tipo; trenzas bantú, trenzas flojas con hilo… Una manera de disimular las dos texturas es utilizar cremas fijadoras o geles indicados para fijar el pelo, tipo: “Edge Control, de Olive Oil”*.
Otra opción es llevar algún tipo de extensión ya sea trenzas africanas o extensiones en formato clip. Lo malo de las trenzas, es que al estar el pelo pasando por dos fases, esta un tanto débil y por tanto puede quebrarse más, así que en caso de llevarlas hazlas bien sueltas que no opriman mucho la raíz. Una opción muy práctica sino quieres que no se aprecien las dos texturas, es utilizar pelucas. Estas te permitirás cuidar tu pelo de manera que te sea más beneficiosa sin que a la vista se aprecie la transición.

2 .Hidratacion: Es muy importante a la hora de desenredar que el cabello esté mojado y no seco, ya que facilitara mucho más el trabajo y evitará el quiebre del pelo. A la hora de desenredar es aconsejable siempre el uso de acondicionador con un peine de dientes anchos para que así resbale mejor el peine entre tu cabello . Comienza siempre a peinar desde las puntas suavemente y poco a poco accediendo a la raíz de tu pelo. Humecta el cabello de forma regular evitando que se seque, ya que esto provocará la rotura de tu pelo. Puedes usar acondicionadores hidratantes, aceites nutritivos ( de coco, almendras…), cremas nutritivas y como no, agua!

3 . Mantén limpio tu pelo: Es muy importante mantener el pelo limpio, pero muchísimo más durante esta etapa y en especial el cuero cabelludo. Puedes lavarlo con el sistema co- wash ( lavarse el pelo con acondicionador y no con champú) dos veces por semana.

4. Acondicionador profundo y mascarillas: ahora más que nunca, deberás coger el hábito de hacerte sesiones de hidratación profunda y aplicación de mascarillas de formas más regular. El pelo en esta transición está mucho más frágil y falto de proteínas por tanto hay que mimarlo el doble de lo habitual.
* (la hidratación profunda es muy sencilla, tan sólo has de aplicar en tu cabello un aceite esencial o preparado hidratante específico y aplicarlo por todo tu cabello. Tapar con una bolsa de plástico y dejar el mayor tiempo posible, mínimo una hora máximo toda la noche).

6. Adiós al calor: Si por regla general el calor para nuestro cabello ya está prohibido, en el caso de la transición no cabe su lugar. Hazte a la idea que cada vez que quieres secarlo habrá de ser al aire y en caso de usar por necesidad máxima y puntual el secador, habrá de ser mediante el sistema de rulos y sin tensar mucho en cabello, más bien dejándolos flojos porque el pelo esta muy debilitado. Hay que proteger muy bien las puntas y utilizar obligatoriamente protector de calor.
También se ha de evitar a partir de ahora peinados muy tirantes que tensen nuestro pelo.

7. Corte: a pesar de no realizar ” el gran corte” será necesario que una vez el cabello natural vaya avanzado en la textura de tu cabello respecto al procesado, que realices un pequeño corte de las puntas o parte final que ha quedado todavía procesada, para que así el cabello acabe de desarrollarse de manera libre y con mucha más fuerza.

Estos serían los requisitos básicos a la hora de hacer una transición, así que si estas pensando en ello, mucho ánimo y enfócate en los resultados que quieres obtener a pesar de que el camino a ellos sea laborioso 🙂

A continuación también os dejo mi video, donde os doy algumos detalles más.

*Fijador de cabello:

20130905-104755.jpg